Seleccionar página

Jugar freerolls. Ventajas e inconvenientes.

Cuando se empieza en el mundo del poker online, es normal que se requiera un aprendizaje, antes de empezar a jugar con dinero real. Para ganar esa experiencia y conocer bien el juego, sus características y sus variables, la mejor opción será jugar freerolls.

Cuando hablamos de jugar freerolls, nos referimos a aquel torneo cuya inscripción es gratuita y donde, además, se puede ganar dinero real. Será una opción ideal para principiantes o, simplemente, para los jugadores que solo quieren entretenerse y pasar un buen rato sin arriesgar su dinero. Lo habitual es que, cuando se ganan algunas partidas, se es finalista en varios torneos y se entienden las dinámicas del juego, demos el paso y nos atrevamos a jugar a poker online con dinero real, donde los premios son mucho más grandes.

Existen diferentes modos de jugar freerolls, pero todos comparten una serie de ventajas e inconvenientes en los que profundizaremos a lo largo de este post.

 

¿Cuáles son las ventajas de jugar freerolls?

Jugar freerolls. Gratis

Es gratis.

Es la palabra por excelencia. Ya de por sí, todo lo que lleve el apellido “gratis” tiene su encanto. En el caso del poker no es distinto. El hecho de poder jugar sin dinero real, hace que jugar freerolls sea la mejor opción para pasar un buen rato y entretenerse con el poker.

Esta característica convierte al juego en un juego más con el que divertirse y lo saca del tradicional juego de apuestas, haciéndolo apto para gente que quiere aprender o para gente que quiera probar diferentes técnicas.

Jugar freerolls es gratis, pero también hay torneos y eventos de pago. Por ello, es muy importante que leamos las condiciones de los torneos.

Es la manera ideal de aprender y coger experiencia.

Cuando hablamos de apostar, con dinero real, en juegos de azar, normalmente estamos hablando de divertirnos apostando. Ya sea en la ruleta, las máquinas tragaperras o un bono rasca y gana, buscamos la emoción y la adrenalina que proporcionan esta clase de juegos.

Cuando hablamos de apostar, con dinero real, jugando a poker, lo normal es que solo lo hagamos si creemos que tenemos opciones de ganar, ya que, si no, estaremos perdiendo dinero tontamente. Por esto, jugar freerolls es fundamental para ganar experiencia y conocimientos.

Desde que nacemos, los seres humanos aprendemos por repetición e imitación y con el poker es igual. Cuanto más juguemos más sabremos. Jugar freerolls es la mejor manera de hacerlo, ya que son torneos que se asemejan a los torneos con dinero real.

Jugando freerolls entenderás la importancia de la posición en la mesa, aprenderás a distinguir el estilo de juego que usan tus rivales, sabrás cuándo farolear y cuando no, aprenderás a tener paciencia y te adaptarás a las dinámicas de este tipo de torneos. Finalmente, cuando te sientas preparado, podrás arriesgar y jugar en las mesas de los “mayores”.

Puedes ganar dinero real.

Si, si, lo has leído bien… Puedes ganar dinero real sin arriesgar ni un céntimo de tu bolsillo. ¿Cómo lo puedes hacer? Muy fácil, solo debes jugar freerolls.

Todas las salas de poker premian a los ganadores de los torneos freerolls. Lo que cambia es la manera de premiar. Unas, la mayoría, dan premios de dinero real, en efectivo, al ganador del torneo. Otras te ofrecen asientos en torneos o eventos más importantes, lo cual también puede ser interesante para coger experiencia jugando a más nivel.

Jugar freerolls. Dinero real

En el primer caso, se trata de una forma perfecta para, poco a poco, ir generando tu propio fondo de dinero (bankroll). Después, puedes reutilizar este dinero, en partidas en las que debas hacer algún depósito para acceder y en las que participarás por premios más grandes.

¿Cuáles son los inconvenientes de jugar freerolls?

Los malos hábitos. Nadie tiene nada que perder.

Aunque parezca un poco surrealista, el hecho de que jugar freerolls sea gratis, puede ser un gran problema. Hay que tener en cuenta que en estas partidas hay todo tipo de jugadores. Encontraremos gente que está pasando el rato, que quiere aprender o, incluso, gente que esté ahí para conocer a otras personas. Esto influye, de manera inevitable, en el juego.

Nunca será lo mismo arriesgar el dinero de nuestro bolsillo que no hacerlo. Por ello, habrá jugadores que tomarán riesgos que no tomarían si jugasen con dinero real. Cuidado, también puede pasarte a tí.

Nuestro consejo es, que consigas que jugar a freerolls se convierta en tu entrenamiento, por tanto, juega como si fueran partidas con dinero real y tómatelo en serio.

De no hacerlo, corres el riesgo de acabar cogiendo malos hábitos.

Es muy posible, que relaciones ciertas maneras de jugar con reacciones por tu parte que, después, en una partida con dinero real, no te funcionarán. ¿Por qué? Sencillamente, porque tus rivales se están jugando el dinero de su bolsillo y su estilo será diferente al de tus contrincantes en los torneos freerolls.

 

Jugar freerolls. Fichas

Las partidas son largas.

Este inconveniente se deriva, también, del hecho de que jugar freerolls sea gratis. Al ser así, hay muchos jugadores, especialmente los más novatos, que arriesgan mucho con muy poco y que, por ello, son eliminados rápidamente. Lo normal es que no duren mucho más de dos o tres rondas, con suerte. Esto provoca que el resto de la partida se juegue entre gente que juega de manera más seria. Por ello, la partida, a partir de ese momento, será más lenta.

¿Por qué se hacen largas las partidas?

Realmente, si miramos la duración en minutos, tampoco debe diferenciarse demasiado de un torneo con dinero real. Suelen ser partidas que duran unas horas.

Lo que hace que se puedan considerar partidas largas es el hecho de que los premios son, por norma general, bajos. Es decir, hay que dedicarle demasiado tiempo a los torneos para acabar, en el mejor de los casos, ganando poco premio.

Es por todo esto que, en caso de jugar freerolls de forma habitual, recomendamos dar el paso a las partidas con dinero real en cuanto veas que llegas con facilidad al tercio final de los torneos. Se supone, que si estás llegando a esa fase del torneo es que ya no eres novato.

Los premios son bajos.

Por último, mencionar que, al jugar freerolls, nunca vamos a optar a un premio especialmente grande. Como ya se ha comentado con anterioridad en el post, hay algunas salas en las que se premia a los ganadores con invitaciones para jugar en torneos o eventos “especiales”, donde los premios son más grandes. En las salas en las que se premia con dinero real, lo habitual, es que los premios se queden algo cortos. Por ello, te animamos a que, si lo que quieres es ganar dinero, te pases a los torneos con dinero real, siempre que te sientas preparado.

Jugar freerolls. Premio

Jugar freerolls. Conclusión.

Después de ver las ventajas e inconvenientes de jugar freerolls, se puede concluir que, son la modalidad perfecta para aquel jugador que quiera aprender a jugar a poker online. También es un tipo de torneo ideal para el que quiera pasar un rato divertido jugando a poker sin riesgos. Eso sí, hay que tener muy presente que, si lo que queremos es ganar grandes cantidades de dinero, esta no es la modalidad idónea, aunque sí que podremos ganar lo suficiente para generarnos nuestro bankroll, que utilizaremos en el futuro para partidas con dinero real.

¿A qué estás esperando? Adelante, empieza a jugar freerolls, aprende, coge experiencia, gana algo de dinero real y, en cuanto te sientas animado y preparado, cambia a los torneos con dinero real. Verás que valió la pena.